p20 pro huawei

Posibles soluciones para reparar un disco duro

En los tiempos que corren muchos de nuestros dispositivos cuentan con un disco duro que les permite guardar y gestionar información con grandes capacidades. Este elemento es una parte vital de nuestros ordenadores, videoconsolas y demás productos, pero ¿Que ocurre si se avería? ¿Perderé todo lo que hay en él? Vamos a ayudarte con distintos métodos a que puedas reparar el disco duro y recuperar toda o parte de la información que ha quedado bloqueada dentro de él.

Reparar disco duro: El error depende del tipo de daño

hdd disco

Cuando tenemos información relevante sobre que le ocurre a nuestro disco, es mucho más fácil solucionar el problema. Hay muchos desencadenantes que pueden provocar un daño grave, e incluso bloquear la información que hay en su interior, haciéndola inaccesible por completo. Es por ello que vamos a enseñarte a determinar el tipo de problema, así será mucho más fácil encontrar su solución, pero antes, recomendarte que aprendas a clonar discos duros. Con este sencillo gesto al igual que las copias de seguridad proporcionadas por Titanium BackUpevitarás en el futuro este tipo de incómodas cuestiones que en muchos casos, pueden acabar con una perdida de información y datos importantes. Prevenir es mucho más importante que reparar.

¿Que tipo de problemas pueden existir dentro de nuestro disco?

No todos los problemas son iguales y para cada uno de ellos existe una solución diferente, capaz de solventar total o parcialmente el bloqueo existente en nuestra unidad de disco duro. Por este motivo es vital conocer donde se encuentra el fallo y eso puede saberse de forma muy sencilla.

Existen de dos tipos de errores principalmente, los generados por un problema de software y los generados por un error físico en la unidad. Los dos tienen procesos y soluciones distintas cuando queremos reparar un disco duro.

  • Errores de software: Estos errores son en gran medida los más sencillos de solucionar, ya que encontramos en ellos un componente informático, en el cual el dispositivo no es capaz de acceder a una parte o el total de la unidad. Los motivos pueden ser muchos, pero con las herramientas adecuadas, conseguiremos abrir de nuevo esos caminos a la información que nos permitirán acceder a nuestros archivos perdidos o bloqueados.
  • Errores físicos de la unidad: En estos casos el problema se agrava, ya que no estamos ante un fallo de acceso, estamos ante un problema real dentro de nuestro disco que muchas veces está ocasionado por un movimiento brusco o golpe fuerte. La consecuencia suele ser un arañazo que afecte al funcionamiento del lector, imposibilitando el acceso a la información. Existen formas de intentar arreglar el problema y aquí vamos a contártelas todas.

discos ssd

 Averiguando cual de los dos problemas nos afecta

En el proceso para determinar el error y poder reparar nuestro disco duro, debemos poner atención a una serie de características que nos mostrarán el problema. El disco se compone de dos partes diferenciadas, el software y el hardware. Ambas partes deben funcionar de forma sincronizada, pero es importante saber que si el hardware no está operativo, por mucho que el software funcione, no se podrá acceder a la información.

Para saber si el disco duro está dañado físicamente, es decir el hardware, intentaremos agudizar el oído. Esta será la forma de darnos cuenta de si se está copiando y guardando información en él. Si no escuchamos el giro propio del disco o sus sonidos característicos, es posible que hay un problema de alimentación de energía o un problema en la placa del disco, lo que técnicamente se conoce como controladora. Si en cambio escuchamos un sonido tipo “Clak, Clack” el problema será más grave, ya que indicará un error de rayado o rotura del cabezal de lectura, lo que pondrá en riesgo nuestros datos.

Si la prueba anterior se ha pasado correctamente, comprobaremos la segunda parte de la unidad, el software. Es lo más sencillo, ya que aunque es lenta, no tendremos que hacer nada y programas se ocuparán de solucionar los puntuales accesos a la información. A continuación podrás conocer los más usados.

Reparar disco duro cuando el problema es del hardware

Para ser sinceros, las reparaciones de hardware suelen ser bastante complejas y salvo casos excepcionales hace falta la ayuda de una empresa de recuperación de datos, las cuales no suelen ser baratas.

Si la información existente dentro del disco no es de un valor importante para ti, podremos usar métodos algo básicos para intentar mejorar el problema lo suficiente, como para recuperar nuestros archivos más valiosos. Ni que decir tiene que si consigues recuperar la información será un éxito, ya que no suele ser lo habitual. Nunca guardes nuevos datos en él ya que en cualquier momento podrá dejar de funcionar perdiendo de nuevo todo lo que hayas almacenado. Será por tanto muy importante sacar la información con la mayor celeridad. En caso de funcionar, puedes tener solo minutos antes de que diga adiós para siempre.

El frío puede ser nuestro mejor aliado para recuperar la información

nevera

Aunque pueda parecer extraño, el frío puede ser un gran aliado cuando hablamos de reparar discos duros. La contracción que pueden causar las bajas temperaturas en los metales de su interior, nos pueden ayudar a ponerlo en marcha de forma temporal. Para conseguirlo en primer lugar debes desmontar la unidad, meterla en una bolsa de plástico hermética y congelarla. Es importante asegurarnos de que está cerrada herméticamente, la humedad del interior del congelador, dañaría los componentes internos de forma irreparable.

La teoría dice que debemos esperar entre 4 y 6 horas. Pasado este tiempo sacaremos la unidad del congelador, nos iremos al portátil o dispositivo conectándola de forma habitual. El proceso hay que realizarlo con la mayor celeridad posible, ya que solo funcionará mientras el disco se encuentre frío.

Otra opción peligrosa, pero muy usada si la información no es importante, es dar golpes a la unidad para intentar despegarla y que el cabezal continúe la lectura. El funcionamiento o no de esta reparación dependerá de la pieza dañada y del lugar en el que esta se encuentre. Si existe un arañazo en la parte te corresponde a los datos, será casi imposible recuperarlos y solo podrá hacerlo una empresa especializada.

reparar disco duro

Arreglos cuando el problema se encuentra en el software

En este caso hablamos de un problema que puede afectar a lo que se conoce como sectores. Pequeñas unidades del disco a las que se pierde el acceso por distintos motivos. Esto realiza un bloqueo en su interior que nos impide acceder a los datos y archivos y necesitaremos un programa que lo repare. Dentro de los problemas, es de los más sencillo de arreglar, ya que todo se hará de forma casi automática gracias a distintos programas.

Antes de reparar podemos conocer si tenemos sectores con problemas en nuestra unidad de disco duro. Será sencillo, Windows lanzó una herramienta para hace bastantes años que nos permite conocer en tiempo real todo lo que ocurre dentro de nuestra unidad. La herramienta se llama Check Disk y está disponible en la mayoría de versiones del sistema operativo que se usan en la actualidad.

Para iniciarla solo debemos ir a “Mi equipo” hacer clic con el botón derecho la unidad a analizar y establecer una comprobación en el botón “comprobar”. Esto iniciará un proceso que puede ser más o menos largo dependiendo de muchos factores, entre ellos el espacio en disco, la cantidad ocupada y los problemas encontrados. Finalizado el rastreo el programa nos dirá el tipo de error encontrado y en muchos casos también nos indicará la pauta para solucionar los mismos. Existen programas externos capaces de realizar esta misma función y además iniciar el proceso de reparación. Uno de los más conocidos es HDD Regenerator, y es un programa muy recomendable, ya que encontramos especificaciones que Windows no ofrece. Su descarga es gratuita y con él recuperarás la información perdida.

HDD Regenerator imagen

Posibles soluciones para reparar un disco duro
Vota este artículo

Artículos Relacionados

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *