El único puerto USB-C del MacBook ¿un avance o un paso atrás?

El único puerto USB-C del MacBook ¿un avance o un paso atrás?
5 (100%) 2 votes

Apple ha presentado este lunes su nuevo portátil MacBook de 12 pulgadas con pantalla retina que ha dejado atónita a media industria y a millones de usuarios, pero no sólo por sus prestaciones como su trackpad sensible a la presión o su autonomía de batería, sino por ser el primer equipo de Apple que incluye un único puerto USB de tipo C. Y es que, el minimalismo de Apple ha llegado a tal extremo que en pro de esta máxima portabilidad los usuarios pueden verse en un compromiso a la hora de, por ejemplo conectar un periférico a la vez que cargan el equipo. Sin embargo, este puerto USB C y el MacBook de Apple tienen algunas ventajas interesantes que vale la pena conocer (más allá de que ya no hay posibilidad de equivocarse sobre dónde se debe conectar algo al equipo).

Nuevo-MacBook-Air-3

Bromas aparte, está claro que lo primero que deberás adquirir junto con tu MacBook es uno o varios adaptadores. Apple al menos ha sido consciente de ello y, aunque como es habitual no tiene un precio económico, ha lanzado un adaptador que cuesta unos 90 euros y que ofrece una triple conexión con un USB 3.1 convencional, un puerto HDMI y un puerto USB-C. Con este adaptador puedes cargar tu portátil a la vez que tienes conectado un monitor o un periférico USB tradicional o conectar dos pantallas y un periférico, etc. No obstante, se entiende que Apple ofrecerá sus futuros monitores con esta conexión USB-C de manera que al conectar el MacBook, éste se cargará desde el monitor (como hacen ya sus pantallas con doble cable de vídeo y de carga), que hará además seguramente de hub.Por otro lado, el USB-C tiene algunas ventajas interesantes. La primera es que es reversible, lo que evita el engorro habitual de buscar cuál es el lado correcto del conector (cualquiera que conecte un micro USB de un smartphone con poca luz sabe a que nos referimos). Además, la velocidad de transferencia es de unos 10 Gbps, el doble que la que ofrece un USB 3.0 tradicional, y la carga que puede proporcionar es de hasta 20 voltios y 5 amperios, frente a los 5 voltios y 1,8 amperios de su predecesor. Esto significa que podrás transferir archivos al doble de velocidad y cargar más rápido tus dispositivos o usar sin alimentación externa periféricos más potentes, lo que sin duda es una ventaja.

Adaptador USB C apple

En cuanto al hecho de que sólo haya un puerto cableado, la filosofía de Apple es que hoy en día casi todo es inalámbrico: tu conexión a Internet es habitualmente mediante Wi-Fi, los ratones son ya casi siempre sin cables (y además Apple busca que uses su nuevo trackpad “Force Touch”) y cada vez usamos más conexiones inalámbricas para ver películas del ordenador o la tableta en el televisor (mediante Air Play en el caso de Apple o con estándares como Miracast o Wi-Fi Display).

Sin embargo, a poco que tengas una profesión o aficiones en las que tengas que conectar pantallas, conectarte a una red cableada por Ethernet, leer tarjetas SD o Compact Flash de una cámara o conectar periféricos más especializados, si quieres usar uno de los nuevos ultraligeros de Apple ya puedes ir haciéndote con una buena colección de adaptadores y un hub. Aunque parece evidente que si esta es tu situación quizá deberías valorar otras máquinas de Apple como los MacBook Pro… o incluso de otros fabricantes, claro. 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *