Runtastic propone ponerte en forma usando las Oculus Rift

Runtastic propone ponerte en forma usando las Oculus Rift
5 (100%) 2 votes

runtastic oculus

Muchas personas necesitan algo de motivación extra para animarse a hacer ejercicio. Es por esto que algunos se apuntan a un gimnasio o a un club deportivo, o incluso contratan un entrenador personal. Pues esto último, o al menos muy perecido, es lo que podrán hacer en breve muchos aficionados a la tecnología con el sistema que propone el desarrollador Runtastic, para entrenarte en un entorno virtual usando las gafas Oculus Rift. Ya hay sistemas similares desde hace tiempo para usar con consolas Xbox y el sistema Kinect o con la consola Wii, pero lo que propone Runtastic con Oculus va un paso más allá al sumergirte en un entorno totalmente distinto y con un entrenador personal que te anima y te enseña los ejercicios que debes realizar.

Para Runtastic, esta combinación de realidad virtual y ejercicio es el próximo gran avance en salud y deporte, y cree que puede hacer que incluso corredores o ciclistas usen un sistema parecido. El problema, a día de hoy es que las gafas Oculus Rift no son demasiado cómodas para hacer ejercicio (todavía son algo pesadas y dan calor en la frente y el rostro), y todavía deben estar conectadas con un cable al ordenador, lo que limita algo los ejercicios que puedes realizar con comodidad.

En cualquier caso, el concepto suena muy bien, sobre todo si se combina con desarrollos como los de las compañías que ha adquirido Oculus recientemente y que permitirán ver y usar una recreación virtual de tus manos y brazos, así como crear mapas tridimensionales del entorno real en el que te encuentres. Así, podrías hacer que tu entrenador o entrenadora virtuales estuviesen en un entorno creado a partir del lugar en el que te encuentres e incluso interactuar con los objetos o los personajes virtuales. La clave está en que, de este modo, cada uno podrá elegir el entorno y el tipo de actividad que más interesante le resulte. Así que el límite es la imaginación… ¿no?

Etiquetas:

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *