mi a1 oreo

Ilusionados acabábamos el 2017 con la noticia anunciándote que ya podías actualizar tu Xiaomi Mi A1 a Android Oreo, pero parece que no es oro todo lo que reluce y todo apunta a que la firma china ha creado una mancha innecesaria en el expediente del Xiaomi Mi A1. Múltiples fallos están siendo revelados por los usuarios que están notando la deficiencia de una actualización que parece haber sido demasiado precipitada.

mi a1 oreo

 

Múltiples errores vienen asociados a la actualización

Xiaomi quería apuntarse un tanto importante. Cumplir con su palabra de actualizar el teléfono mas sonado de 2017 antes de finalizar el año y tras una beta fugaz, el pasado 31 de Diciembre te anunciábamos la llegada de esta nueva y esperada versión de Android Oreo al primer teléfono con tecnología Android One de Xiaomi. Ahora, apenas 10 días después estamos descubriendo que quizás Xiaomi aceleró demasiado el lanzamiento de su versión para cumplir con los plazos que ellos mismos se habían dado. Esto ha provocado múltiples errores que han generado las quejas de los usuarios manchando un expediente que era magnifico hasta el momento.

Ahora te comentaremos cuales son algunos de estos errores, aunque seguramente si has actualizado ya te hallas encontrado con alguno. Si aun no lo has hecho, te recomendamos esperar al lanzamiento de próximas actualizaciones para evitar estos incómodos e innecesarios problemas.

Xiaomi parece haberse precipitado en la implementación de Oreo en el Mi A1

Pocos dudan ya que Xiaomi se ha precipitado en el lanzamiento de la actualización a Android Oreo del querido Mi A1. Un problema de plazos que ha quedado patente en una actualización poco pulida, con grandes errores que saltan a la vista en el manejo habitual y cotidiano del smartphone. Son varias las cuestiones que han levantado ampollas entre los usuarios de este terminal y todas ellas tienen que ver con problemas generados por la nueva versión del sistema operativo.

Entre las mas destacadas encontramos la falta de fluidez en las aplicaciones que nos obligan en algunos casos a forzar el cierre de las mismas ante el bloqueo del terminal. Cierres constantes e inesperados de aplicaciones en funcionamiento. Problemas con la aplicación de la cámara que impiden realizar fotografías con apagones constantes. Ralentización del desbloqueo. Un consumo de batería mucho peor gestionado, con menor autonomía y mas gasto de procesos que antes no lo hacían. Cortes de linea o perdidas de cobertura que también afectan a las llamadas.

Estas han sido algunas de las mas sonadas, pero lo que te reiteramos nuestra recomendación de no actualizar hasta que se consiga una versión estable y real del sistema operativo, ya que nos queda claro que estamos ante una beta que ha sido puesta en manos de los usuarios empañando la experiencia que debe ser recibir Oreo.

Dejar respuesta

Envía tu comentario
Por favor, introduce tu nombre