Desde hace bastantes años, y aquí te hemos contado los más sonados, los malwares se han cebado los grandes navegadores de la red, limitando o infectando sus funciones para aprovecharse del usuarios en distintas facetas de la navegación.

Hoy y debido a un repunte considerable en la cantidad de dispositivos infectados y en las consultas realizadas, nos centramos en el molesto mensaje: Haga clic en añadir extensión para cerrar esta pagina. ¿Quieres conocer como solventarlo? ¡Atent@!

“Haga clic en añadir extension para cerrar esta pagina”

Desde hace algunos meses, muchos usuarios han constatado el repunte de un malware que nos acompaña desde 2016. Su característica fundamental es la de esconderse en el interior de nuestro navegador Chrome y molestarnos con continuos mensajes recurrentes.

La confirmación de la infección queda patente por la aparición en pantalla de un mensaje similar a este: Haga clic en añadir extension para cerrar esta pagina.

Como su propio texto indica, la función de este malware es la de acabar instalando una extensión que se centra en monitorizar toda la actividad que llevamos a cabo a través de nuestra navegación web. Nuestros datos son especialmente sensibles y por ello debemos tener cuidado a la hora de aceptar este tipo de mensajes spam.

Aceptar la extensión no es una solución

La constante aparición del mensaje puede llevar al usuario a una aceptación casi obligada de lo que este malware nos ofrece, pero esta no será la solución, solo la continuación del problema.

La eliminación de este malware tan molesto pasa por los habituales pasos que todos conocemos y que son recurrentes en el borrado de estas infecciones.

En primer lugar es esencial recurrir a herramientas dedicadas que nos permitan, mediante un análisis exhaustivo, encontrar el punto donde se aloja el malware. Ya lo vimos con la supuesta herramienta que te permitía localizar un móvil por su número de teléfono. Algo que no funcionaba y que solo buscaba conseguir nuestros datos personales.

Para detectar la infección vamos a recurrir a uno de los mejores analizadores de la red, malwarebytes. Esta herramienta se encargará de decirnos donde se encuentra el problema, que como habrás podido comprobar, va más allá del propio navegador.

Una vez detectado, procederemos a su borrado. También realizaremos una reinstalación completa de Chrome y de otros navegadores afectados. Finalizada la acción reiniciaremos nuestra unidad y realizaremos un análisis complementario a las 24 horas del procedimiento.

En muchas ocasiones este tipo de malwares se mantienen latentes y se activan pasadas algunas horas. Realizar nuevos exámenes con posterioridad será la mejor garantía de éxito.

Ayúdanos a llegar a más usuarios con este mismo problema comentando y compartiendo este artículo.

Dejar respuesta

Envía tu comentario
Por favor, introduce tu nombre