Tesla comienza a perder los incentivos fiscales en EEUU

Dos años pasan ya, desde que la administración Obama dejara paso a Donal Trump como presidente de los Estados Unidos. Indudablemente esto ha supuesto un giro radical en muchas de las políticas del país y uno de los pilares afectados ha sido el compromiso con mejorar los efectos del cambio climático. Ahora Tesla puede sufrir las consecuencias de este cambio y ver como los incentivos a los vehículos eléctricos comienzan a desaparecer dificultando la adquisición de sus coches inteligentes.

Las deducciones impositivas a los vehículos eléctricos podrían ser eliminadas

recargar tesla

Una de las muchas medidas que Barack Obama llevó a cabo para mejorar la eficiencia energética en los EEUU y paliar los efectos de cambio climático, fue la incentivación en la compra de coches híbridos y eléctricos. Estas deducciones consistían en la devolución de una importante cuantía a la hora de adquirir un coche limpio, y miles de compradores han beneficiado de ella. El objetivo principal, hacer de la compra de vehículos híbridos o eléctricos una realidad acelerada.

La cuantía de estas devoluciones variaba dependiendo del tipo de coche comprado, a mayor eficiencia, mayor descuento. De esta forma los coches producidos por Tesla conseguían rebajas de hasta 7.000€. 

En pleno 2018 la partida económica habilitada por la administración Obama comienza a estar próxima a agotarse y se inicia la fase escalonada de desaparición, que eliminará estos beneficios monetarios. Concretamente la partida era efectiva hasta la compra número 200.000, a partir de esta, comienza un proceso de desaparición paulatino. Todas las personas que compren un Tesla hasta final de 2018 seguirán teniendo completa su subvención, pero a partir de ahí, esta irá reduciéndose de forma escalonada.

Cuando se realizó este sistema de incentivación, se estipuló con carácter temporal. De momento parece que el nuevo presidente no tiene entre sus planes prolongar el sistema de ayudas “verdes” y comienza por tanto el plan de desaceleración con una reducción del 50% en tres fases. Los compradores que se hagan con un Tesla entre los meses de Enero y Junio del próximo año ya solo recibirán algo más de 3.000€, mientras los que lo hagan entre Junio y Diciembre percibirán algo menos de 1.200.

Para aprovechar los fondos y el periodo de tiempo establecido, Tesla ha puesto su sistema de producción a toda máquina, intentando así vender todos los modelos que puedan antes de la finalización del plan que concluirá de forma definitiva el 31 de Diciembre de 2019.

En España también existen incentivos a la compra del vehículo eléctrico, que si bien, no llegan directamente al bolsillo del comprador, si se reducen de la fiscalidad aplicada a los coches, con impuestos de matriculación bonificados e impuestos de circulación reducidos.

Tesla comienza a perder los incentivos fiscales en EEUU
Vota este artículo

Artículos Relacionados

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *