xiaomi_mi_a2_concept

Uno de los smartphones más laureados de 2017 ha sido sin duda el Xiaomi Mi A1. Un dispositivo que ha sido capaz de aunar un diseño de calidad, un sistema operativo puro y un precio espectacular. Sus características lo han convertido de forma merecida en el mejor smartphone calidad precio del año. Ahora y con la vista puesta en el futuro, comienza a aparecer en escena los primeros renders de como podría ser el futuro Mi A2.

Mantener la esencia del terminal adaptándolo a 2018

xiaomi_mi_a2_concept

Desear es gratis, y buena prueba de ello la encontramos en este bonito render que imagina como será el futuro Mi A2. El dispositivo con toda seguridad se adaptará a la tendencia de 2018, en la que los marcos tienen la obligación de reducirse drásticamente. En la imagen frontal apreciamos esta ya esta característica, donde la pantalla se expande lateralmente hasta los bordes dejando una leve franja superior e inferior. El diseño es precioso y seguro enamorará a miles de compradores.

Si lo comparamos con el modelo actual, vemos que los botones desaparecen de la zona inferior para dar el salto a la pantalla, que contaría con un panel IPS LCD de 5,8 pulgadas, manteniendo su tamaño actual. Por primera vez este modelo incluiría un sistema de reconocimiento y desbloqueo facial utilizando su cámara frontal para ello. Este mismo sistema está siendo utilizado por marcas como OnePlus con resultados espectaculares y desbloqueos inferiores a los 0,3 segundos.

xiaomi_mi_a2_frontal_concept

En la parte trasera encontraríamos una cámara dual de composición vertical, en un claro guiño al estilo “X” de Apple. Mantendríamos el lector dactilar en su posición y su parte trasera seguiría usando el metal como componente principal.

Aspectos técnicos previsibles y deseables en el Xiaomi Mi A2

El nuevo Xiaomi Mi A2 también será remozado en el aparado de componentes. Comenzando por su procesador, veremos la llegada con casi total seguridad del recién estrenado Snapdragon 660. El nuevo modelo destinado a las gamas medias de Qualcomm, dispone de una potencia cercana a la desarrollada en el modelo 845 de gama alta, contando en su interior con una unidad de procesamiento orientado a la inteligencia artificial. El modelo se completará con una previsible configuración de 6 GB de RAM y 64 GB de memoria interna. Podríamos ver por primera vez la carga inalámbrica en esta gama de productos tal y como se prevé para el Mi 7. Como no podía ser de otra forma, mantendrá la característica que lo ha hecho especialmente llamativo, entrará a formar parte del programa Android ONE, que nos permitirá una configuración pura de este sistema operativo más rápida, sencilla y potente.

Tocará esperar hasta Septiembre de 2018 para disfrutar de la presentación de este nuevo terminal, mientras esto sucede estaremos atentos a las novedades y filtraciones que vayamos conociendo sobre él.

Dejar respuesta

Envía tu comentario
Por favor, introduce tu nombre