¿Eres adicto a Internet?

¿Eres adicto a Internet?
Vota este artículo

Parece que, en los últimos tiempos, empezamos a hablar más de la adicción a las redes sociales, a Internet o a la tecnología que a las drogas tradicionales. Sin embargo, a pesar de que se puede leer mucho sobre la supuesta adicción a Internet, los expertos indican que no existe una adicción a Internet o a las redes sociales, como las que conocemos a las drogas químicas, sino lo que se llaman “usos abusivos”.

Según el doctor Francisco de Asís Babín Vich, del Instituto de Adicciones de Madrid Salud, a día de hoy, no hay criterios internacionales que permitan hablar de adicciones, sino de usos abusivos, “no se han clasificado como patologías, excepto la ludopatía”. A pesar de lo que dice este experto, en un estudio publicado por TICbeat.com se señala que los adictos a Internet y los drogadictos experimentan síntomas similares en el proceso de desintoxicación.

Para el doctor Babín,  “la tecnología es buena, los jóvenes y adolescentes necesitan la necesitan como forma natural de relación con el conocimiento… se trata de planificar su uso adecuado”. Según los estudios, el 13,5 por ciento de los adolescentes entre 12 y 24 años, hacen un uso abusivo de la tecnología, esto es, móvil, chat, internet o videoconsolas. Para este experto, “Internet es una ventana al mundo, pero puede ser una ventana abierta al juego, a las compras, o al sexo, por ejemplo”.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que los usos abusivos se multiplican a ciertas edades. “En la adolescencia el uso abusivo de cualquier cosa es un fenómeno natural. Al principio, las cosas atraen mucho más y no tiene que ser perjudicial, de hecho, la mayoría de las veces, este uso abusivo desaparece de forma natural”, explica el doctor Babín.

En Internet se pueden encontrar diferentes escalas de valoración, por ejemplo, en www.madridsalud.es o en www.adictosainternet.com, que pueden servir de guía para saber si estás haciendo un uso abusivo de Internet o de las redes sociales.

aditctos a internet

Leandro Palacios Ajuria, psicólogo especialista de la Fundación Instituto Spiral, explica que las características comunes a todos los trastornos mentales son el malestar o sufrimiento subjetivo; pérdida de libertad y de autonomía; falta parcial o total de adaptación al entorno; violación de normas sociales o morales; incomprensibilidad de la conducta y sufrimiento de los que están alrededor”. Así, si alguien tiene esas alteraciones por un uso “insano” de la tecnología, se puede decir que sufre “un trastorno mental” y que necesita ayuda profesional.

Los adictos sufren trastornos en muchos ámbitos básicos como el abandono de la actividad física; desinterés en todo lo que esté fuera del uso de la tecnología y la pérdida de la fuerza de la voluntad. También descuidan su propia salud y sufren trastornos del sueño y de otros ritmos básicos como la alimentación o higiene. Es lo que les sucede a los “hikikomori”, los adolescentes japoneses que se niegan a abandonar la casa de sus padres y se encierran en una habitación durante meses o incluso años. Eso sí, se relacionan a través del ordenador, la televisión y los videojuegos en línea.

Consejos para actuar con un adicto a la tecnología

  • 1.- Busca asesoramiento profesional.
  • 2.- No dramatices: afortunadamente este tipo de trastornos (siempre que el adicto se comprometa a ello) se pueden resolver.
  • 3.- Adopta una postura firme aunque dialogante con el adicto.
  • 4.- Los allegados al sujeto con problemas deben acordar una línea común de actuación a fin de evitar chantajes emocionales.
  • 5.- No digas nada que no estés dispuesto a hacer.
  • 6.-  Intenta que los problemas de tu familiar o amigo no te preocupen más que al él o ella, no dejes que su obsesión acabe siendo la tuya.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *