En 2018 todos llevaremos unas Google Glass

En 2018 todos llevaremos unas Google Glass
5 (100%) 2 votes

A día de hoy, los usuarios de las Google Glass son tan escasos que muchos de ellos son convocados a entrevistas o presentaciones para explicar para qué usan las gafas o lo que se siente al disponer de ellas. Sin embargo, parece que en 2018, los dispositivos de este tipo serán muy populares, alcanzando unas ventas de 10 millones de unidades anuales (muy inferiores, por supuesto a los smartphones, de los que ya se venden 250 millones sólo en un trimestre). Al menos así lo afirma un estudio de Juniper Research, que asegura que el precio de estos dispositivos “wearables” descenderá también de forma muy significativa, pero todavía tienen que avanzar mucho para ofrecer funcionalidades propias y no sólo ser complementos de los móviles.

las nuevas google glass

Parece que no hay ninguna elucubración muy arriesgada en el estudio de Juniper Research, y uno de sus autores, Nitin Bhas, afirma que deben incluir funciones intuitivas y fáciles de utilizar capturando la imaginación del público para que esta tecnología se haga constante en su rutina diaria. El mayor desafío sin embargo, se encuentra en los problemas de privacidad que plantean dispositivos que pueden registrar películas, sonido o tomar imágenes de manera inadvertida para quienes están siendo grabados o fotografiados.

Por último, el estudio analiza los sectores que primero adoptarán la tecnología de las gafas inteligentes, colocando en primer lugar a los consumidores y después a segmentos como el empresarial o el sector médico. Por supuesto, hay actividades empresariales en las que este tipo de gafas son ya muy utilizadas, como sucede en el ámbito de la ingeniería o la logística, en donde se emplean gafas especiales que permiten acelerar el llamado “picking” (la localización y recogida de artículos) en los almacenes.

Pulseras inteligentes, relojes, gafas para deporte…

El estudio también indica que los relojes inteligentes se harán populares antes que las propias gafas, probablemente porque sus precios pueden hacerse asequibles mucho más rápidamente.

Sin embargo, no parece abundar en otros tipos de “derivados wearables” que pueden surgir y que ya están apareciendo, como las pulseras de control para deporte y salud o las gafas más sencillas que pueden desarrollar otros fabricantes como Samsung, que recientemente ha presentado una patente para unas gafas orientadas a la práctica deportiva, las llamadas Samsung Spectacles, que se conectarían al smartphone mediante un cable, lo que podría simplificar mucho su diseño.

Samsung Spectacles 0 En 2018 todos llevaremos unas Google Glass

Google Glass, todavía en fase de prototipo

Curiosamente, el estudio se publica sin que Google haya ni siquiera lanzado el producto al mercado (se espera para finales de 2014) aunque ya ha desvelado una ampliación del programa de pruebas que permitirá que más personas usen un prototipo del dispositivo, que a día de hoy tiene un precio que ronda los 1.500 euros.

Etiquetas:

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *