El juicio entre Apple y Samsung queda en manos del jurado

El juicio entre Apple y Samsung queda en manos del jurado
Vota este artículo

Finalmente, el juicio por patentes que enfrenta a Apple con Samsung ha terminado, y queda en manos del jurado decidir si realmente el fabricante coreano violó las patentes de Apple y copió el iPhone o si sencillamente se dedicó a crear teléfonos con el software que le pareció más avanzado, el Android de Google. Durante los meses que ha durado esta segunda fase del juicio, Apple ha argumentado que Samsung ni siquiera fabricaba teléfonos que pudiesen considerarse smartphones hasta la llegada del iPhone y que tras ello copió su teléfono incluyendo funcionalidades exclusivas, como el deslizar para desbloquear, el hacer pinza con dos dedos para ampliar un elemento o los llamados “detectores de datos” que permiten que, a partir de un texto cualquiera, se pueda abrir una página web, añadir una persona a los contactos o crear un evento de calendario.

 juicio appe samsungCuriosamente, como señala Electronista, el jurado que será responsable de la decisión no es especialmente experto en tecnología. Uno de los jurados, durante las entrevistas, explicó que ni siquiera sabía que es un iPad y que utilizaba un viejo PC para sus escasas necesidades, y ninguno de ellos cuenta con experiencia alguna en lo relativo al desarrollo de software o patentes. A pesar de ello, los abogados y testigos expertos han tenido que abordar en profundidad detalles técnicos  del software y las patentes durante el juicio para explicar el valor de la tecnología en juego.

Samsung reclama 6 millones de dólares a Apple por la infracción de dos de sus patentes, aunque en su defensa ha pasado gran parte del tiempo devaluando el valor de las patentes en general y se trata de dos patentes (las que defiende) por las que pagó 5 millones de dólares para adquirir. Apple, por su parte reclama unos 2.200 millones de dólares por las patentes que afirma ha violado Samsung, y argumenta (como ya hizo en la anterior fase del juicio) que a menos que el jurado mande un fuerte mensaje económico a Samsung, seguirá copiando tecnología de Apple y de otros fabricantes ya que no recibe penalización alguna por ello.

Al final de la exposición de los abogados de ambas empresas, el jurado ha recibido un formulario de 53 páginas con 45 preguntas separadas sobre las que debe resolver la culpabilidad y la cantidad de daños y perjuicios.

Así, por el momento, cuando el jurado decida la culpabilidad o inocencia de cada infracción, parece que uno de los capítulos de este serial de demandas entre Apple y Samsung está a punto de terminar. Sin embargo, no hay indicios de que Apple tenga intención de parar su “guerra termonuclear” (término que el empleó el propio Steve Jobs) contra Google y los fabricantes de teléfonos Android que considera son una copia de su iPhone.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *