El FBI detiene a un hombre en un cine por llevar las Google Glass

El FBI detiene a un hombre en un cine por llevar las Google Glass
5 (100%) 2 votes

Sin tan siquiera estar a la venta para el público general, las Google Glass son Uno de los dispositivos más polémicos de los últimos tiempos, sobre todo por su capacidad para grabar películas o tomar fotos de manera desapercibida o por las posibles distracciones que pueda ocasionar su uso. Hace algunos días era absuelta la conductora que había sido multada por llevarlas puestas, y hoy hemos sabido que un hombre ha sido detenido e interrogado por el FBI en la ciudad de Columbus, en Ohio (EEUU), por estar utilizando unas Google Glass en una sala de cine.

El hombre que ha sido detenido llevaba una hora viendo una película junto con su mujer cuando de improviso el FBI se presentó el cine y un agente le retiró abruptamente las gafas pidiéndole que abandonará la sala.

En-el-cine-con-Google-Glass

Durante el interrogatorio, el detenido argumentó que necesitaba utilizar las gafas para ver correctamente la pantalla, y que tanto estás como su teléfono móvil estaban apagados. A pesar de ello los agentes le interrogaron largamente sobre su trabajo o sus relaciones y le obligaron a vaciar el contenido de sus gafas, incluyendo fotografías y películas personales, para finalmente asumir la inocencia de el espectador detenido.

El detenido ha declarado que llevaba usando las gafas durante alrededor de dos meses y hace sólo dos semanas que le enviaron las lentes graduadas para utilizarlas, de manera que las dos últimas semanas había estado llevando las gafas prácticamente todo el tiempo. También ha declarado que el cine en el que había sido detenido, es una sala a la que acude semanalmente, de manera que es probable que está fuera la tercera vez esta entraba llevando sus Google Glass y que nadie le había advertido de que estuviese prohibido llevarlas. Asimismo, ha explicado que siempre apaga las gafas durante la proyección para no distraerse, pero que las sigue llevando puestas porque sirven de marco para sus lentes graduadas.

En el reportaje sobre el suceso publicado por The Gadgeteer, resulta muy interesante leer la historia en testimonio directo del detenido, ya que recuerda mucho al argumento de una película, y explica cómo fue interrogado largamente a pesar de que desde un principio pidió a los agentes que comprobarán que sus gafas y su teléfono no había nada más que fotos y películas personales.

Etiquetas:

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *