Aprende a optimizar Windows 10 y gana hasta un 75% de rapidez

En la actualidad, la mayor parte de las personas residentes en países desarrollados disponen de un ordenador en cualquiera de sus configuraciones, bien sea de escritorio o portátil. Gran parte de estos usuarios disponen del sistema operativo más habitual de cuantos funcionan hoy día, Windows 10. Este sistema se ha hecho un habitual de hogares y trabajos y nos permite realizar infinidad de tareas en muchos ámbitos distintos con resultados espectaculares.

Por lo general las versiones recientes de Windows suelen funcionar muy bien, pero cuando el tiempo pasa, su rendimiento desgraciadamente va degradándose y haciéndose poco a poco más lento. Es algo inevitable, pero para revertir esta tendencia existen muchas cosas que podemos hacer y que nos permiten optimizar Windows 10, siguiendo unos sencillos consejos que a continuación te contamos ganarás gran parte de esa fluidez perdida.

Aprende como acelerar Windows 10 en un ordenador lento

windows wallpaper 2

Antes de iniciar esta andadura en la que acelerar Windows 10, vamos a buscar aquellos detalles que nos permiten corroborar que existe un problema de rendimiento asociado al sistema operativo, para así descartar otros apartados como puedan ser los propios componentes del ordenador. También debemos ser conscientes de algo fundamental, y es que en un ordenador viejo la mejoría siempre será más escueta que en productos de especificaciones más potentes, pero ¿Quien no quiere mejorar el rendimiento? Con esta guía vas a conseguirlo.

Habitualmente existen apartados que nos indican un problema en la configuración del sistema operativo que tiene como resultado una pobre respuesta durante el uso cotidiano. Esta será la clave que nos indicará que podemos mejorar rendimiento de Windows 10 y podemos apreciar estos problemas en apartados muy concretos de nuestro PC.

  • El arranque: El arranque es uno de los principales apartados que nos puede servir como pista a la hora de analizar problemas que requieran mejorar el rendimiento en Windows 10. Cuando el tiempo de inicio se dilata en exceso y el procedimiento de arranque se eterniza, quiere decir que la configuración sufre de problemas claros que necesitan de una reparación.
  • La apertura de procesos:  ¿Recuerdas la velocidad con la que arrancaban tus programas anteriormente? ¿Esto ya no ocurre con la misma velocidad? Si algo está fallando también puede ser un claro ejemplo que indica que necesitamos optimizar Windows 10.
  • Cambios de configuración: ¿La configuración de tus opciones cambia sin que tu la modifiques? Esto ocurre cuando existen graves problemas que impiden la ejecución del sistema operativo con sus opciones establecidas por el usuario.
  • Congelaciones continuadas: ¿Sufres congelaciones en pleno uso? Si tu PC dice basta y se queda K.O. sin previo aviso, algo falla y toca mejorar el funcionamiento.

Si sufres alguno de los problemas expresados anteriormente tenemos soluciones que pueden mejorar mucho los problemas de velocidad y con ello acelerar Windows 10 a cotas aceptables que restauren gran parte del rendimiento perdido. A continuación enumeramos todas las soluciones que pueden ayudarte a mejorar notablemente el funcionamiento de tu ordenador.

Sistemas y opciones de inicio que te permitan optimizar Windows 10

El inicio sin duda es uno de los mayores quebraderos de cabeza y donde con mayor claridad vemos reflejados los problemas de rendimiento en nuestros ordenadores. Si pasan los minutos antes de poder usar tu PC, necesitas estos consejos que seguro te serán útiles para aligerar el proceso. Es importante que sepas que los programas que arrancan de inicio con Windows pueden ser gran parte del problema. En este artículo vamos a pasar de puntillas por ellos, pero si quieres información detallada, aquí tienes una completa guía de como quitar los programas de inicio que dificultan el arranque del ordenador.

inicio administrador tareas

Eliminar aquellos programas que arrancan con el encendido del PC

Esto es algo habitual en las ultimas versiones de Windows. Programas que se añaden al arranque durante su instalación convirtiéndose en un problema y un lastre para el equipo complete su encendido rápidamente. Eliminarlos es tan sencillo como ir al administrador de tareas, hacer click en inicio y seleccionar el modo de arranque en cada uno de ellos. Deja solo los imprescindibles y quita todos los que se añaden sin necesidad, como suelen ser Spotify, Skype, etc. Este paso generará una importante mejora en el rendimiento de inicio.

Activar el arranque rápido de Windows

¿No lo sabias? Windows 10 dispone por primera vez de un sistema de inicio express que te ayudará a volar en el proceso de arranque. Esta característica ayuda a realizar un proceso que en cierta medida se parece mucho al de hibernación, pero con peculiaridades más profundas en algunos apartados que están orientadas a un encendido veloz.

cohete windows

El sistema supone un gran avance. Básicamente lo que realiza es un precargado de la fuente de Windows y todos los controladores, que se encontrarán totalmente listos para entrar en funcionamiento una vez pulsemos el botón de encender. Será un auténtico lanzamiento que catapultará la velocidad de arranque en tu sistema y lo mejor, es que al venir desarrollado por el fabricante, todo funcionará como un reloj.

Su activación es bastante sencilla y podremos acceder a ella desde el apartado de opciones, arrancando para ello el modo hibernación de forma manual. Esto se realiza de la siguiente forma:

  • En primer lugar, en la barra de tareas escribe “Símbolo de sistema” y cuando aparezca la opción haz click sobre ella.
  • Una vez dentro de la aplicación escribe el siguiente comando: powercfg /hibernate on
  • Pulsa Intro y el sistema de hibernación asociado a acelerar Windows 10 estará activado.

Este proceso es la antesala para la activación del nuevo modo de inicio rápido, que configura distintas precargas del sistema haciendo que todo esté listo para su rápida reacción. Continuemos con la segunda parte que se centra en la activación del nuevo sistema.

  • Abre el Panel de Control donde encontrarás en las opciones del equipo. Puedes hacerlo escribiendo “Panel de Control” en la barra de tareas.
  • Accederemos a la siguiente ruta: Sistema y Seguridad / Opciones de Energía / Elegir la acción de los botones de Inicio/Apagado (aparece en el menú de la izquierda).
  • Dentro de la opción de botones pulsaremos para cambiar la opción disponible.
  • En el nuevo menú de opciones haremos click sobre “Activar Inicio Rápido”.

Esta ultima es la opción recomendada por el propio fabricante y nos permite habilitar la nueva opción con la que ganaremos velocidad y conseguiremos optimizar nuestro Windows 10 un poco más.

Eliminar las aplicaciones y archivos no deseados para mejorar el rendimiento

Uno de los problemas más habituales de cuantos aparecen en los ordenadores, es la acumulación de basura en forma de archivos residuales. Las instalaciones y programas generan una ingente cantidad de archivos inútiles que acaban por frenar el funcionamiento nuestros ordenadores. Para acelerar nuestro Windows 10 necesitamos poner remedio a este problema con la eliminación de los mismos. Para ello existen distintas herramientas que se encargan de detectar este tipo de archivos y clasificarlos para su borrado integral.

Borrado de las aplicaciones preinstaladas que no vayamos a usar

En la actualidad encontramos una gran cantidad de aplicaciones preinstaladas en Windows a las que no damos uso que te inevitablemente ocupan memoria. La clave en Windows 10 conseguir un PC fluido y rápido es eliminar todas aquellas que no vayamos a usar.

Para encontrarlas solo tendrás que acceder al apartado “Instalar y desinstalar aplicaciones”, en el margen izquierdo encontrarás un menú. Solo tendremos que hacer click sobre “Aplicaciones y Herramientas” y eliminar todas aquellas que no deseemos.

Acelera tu Windows 10 gracias al borrado de archivos con la herramienta Ccleaner

ccleaner

Como te adelantábamos en el punto anterior, la basura y los archivos residuales son uno de los grandes ralentizadores en los procesos de tu ordenador. Para mejorar este problema existen grandes opciones como la desfragmentación del disco duro, pero sin duda una de las más sencillas y útiles se encuentra en el programa CCleaner, el cual se creó para esta función específica y que en buena medida es uno de los más usados en la actualidad.

El funcionamiento de este programa es especialmente sencillo y nos ayudará a optimizar Windows 10 con tan solo un par de click. Selecciona el analizador y ponlo a funcionar. Una vez termine el proceso de rastreo, te dirá cuanta memoria y archivos innecesarios están disponibles para ser borrados. Selecciona aquellos que no deseas y disfruta de un ordenador más rápido. Así de sencillo.

Evita que drivers antiguos o mal configurados te generen problemas de velocidad

apple 5 fabricante de ordenadores

Uno de los aspectos que más descuidamos es el de los drivers o complementos para el funcionamiento de los distintos aspectos de nuestro PC. Damos por hecho que todos los drivers son perfectos para nuestro ordenador, pero lo cierto es que habitualmente encontramos fallos o errores por la falta de mantenimiento o actualización. Para solventar este problema, nada mejor que un buen análisis del estado de nuestros drivers para conseguir una optima configuración de los mismos.

Realizar un filtrado manual de los drivers sería muy complicado. Con el paso de los meses tendemos a olvidar que driver pertenece a cada producto y además no sabríamos cuales son los más indicados para ser instalados en nuestro ordenador. Para encontrar la mejor opción existen herramientas que hacen este tedioso trabajo por ti, garantizándote un funcionamiento óptimo. Existen  varias opciones como puede ser: Driver Toolkit, DriverMax o SlimDrivers. Todas ellas con un funcionamiento parecido, aunque no similar.

Estas herramientas al igual que otras tantas, se encargan de la búsqueda de drivers actualizados para que nunca tengas problemas de ralentización provocados por la incompatibilidad de estos archivos. Sin duda son la forma más sencilla de mantener actualizado este aspecto fundamental para acelerar Windows 10.

Consulta el sistema de solución de problemas que trae el propio sistema operativo

operadora telefono

Windows en su última versión operativa, puso a disposición de los usuarios un sistema de mejora de rendimiento oficial. Este proceso puede ayudar en la detección y solución de problemas de aceleración. Activar el asistente es especialmente sencillo, solo debemos iniciar el proceso haciendo click en “Solución de Problemas“, en el menú de inicio. Se iniciará un completo chequeo del sistema, buscando todos los apartado que ofrezcan un rendimiento de Windows 10 deficiente. Cuando este termine, nos ofrecerá distintas soluciones que el sistema ya contempla para mejorar el rendimiento de esa parcela concreta en la que se ha encontrado una deficiencia. 

Optimización de la memoria RAM y de la CPU del ordenador

Actualmente existen controles que nos permiten de forma sencilla establecer unos parámetros de funcionamiento correctos para el uso de la memoria RAM y de la CPU en nuestros ordenadores.

Memoria RAM

La optimización RAM nos ayudará con las operaciones activas de nuestro Windows. Es decir, las ejecuciones de archivos  como pueden ser la apertura de carpetas o el arranque de programas. Este es un apartado habitual donde muchos dispositivos advierten de deficiencias en el rendimiento. Para mejorar este aspecto realiza los siguientes pasos:

  • Haz click en el pulsador derecho del ratón y busca la opción Botón de Inicio” dentro buscaremos “Panel de Control”.
  • Una vez abierto tendremos que desplazarnos por Sistema/Configuración Avanzada del Sistema/Opciones Avanzadas.
  • Dentro de este apartado seleccionaremos la sección de rendimiento y dentro de esta la opción de “Configuración”.
  • Buscaremos la sección situada en la parte inferior donde se puede leer “Opciones Avanzadas” abriremos la memoria Virtual y dentro podremos modificar los parámetros.

En este apartado se gestiona el uso que el ordenador hace de la memoria RAM, también conocida como memoria virtual y podremos cambiar como se distribuye esta. Los primeros pasos que daremos serán los de quitar la opción de administración automática.

Esta parte es importante: Selecciona el disco donde esté instalado tu sistema Windows y personaliza las opciones de memoria virtual, asignado los siguientes valores:

  • Tamaño Inicial – Una vez y media tu memoria RAM (es decir, si tienes 8 GB, introduce 12 GB o lo que es lo mismo 12.000Mb).
  • Tamaño Máximo aplicado – Tres veces completas tu memoria RAM (es decir, si tienes 8 GB, coloca 24.000 Mb).

Conseguiremos una mayor y mejor gestión de recursos.

CPU

En la CPU podremos gestionar el funcionamiento que el procesador de nuestro ordenador destina a cada herramienta. Esto nos permitirá optimizar Windows 10 de una forma más eficiente evitando problemas de ralentización y mejorando notablemente el funcionamiento general. Evitaremos aquellos programas que Windows 10 utiliza o arranca en segundo plano, pero que realmente la mayoría de los usuario no utilizan habitualmente. Algunos ejemplos son Cortana y OneDrive.

Para Cortana es tan sencillo como entrar en el sistema de configuración y control de Windows. Dentro buscaremos la opción y la desactivaremos. Como es lógico, si en un futuro queremos volver a activar el asistente solo debemos volver a activar la opción y todo volverá a la normalidad.

Aprende a optimizar Windows 10 y gana hasta un 75% de rapidez
Vota este artículo

Artículos Relacionados

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *